Capacidades de virtualización avanzadas

Elimine los intermediarios

La idea detrás de una mayor parte de las tecnologías de virtualización de servidores supone la existencia de un «mediador cuyo papel es conectar lógicamente el sistema operativo huésped por una parte, y, por otra la máquina física que manipula los recursos. La ventaja competitiva de un Servidor Privado Virtual KVM radica en el que la compilación de la tecnología KVM ocurre como parte del núcleo de la máquina host, por lo que no hace falta utilizar un software adicional – el sistema operativo huésped es capaz de interferir directamente con el host. Lo que se traduce en sobrecarga mínima y rendimiento mejor.
Capacidades de virtualización avanzadas

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su entera disposición

Al eliminar la sobrecarga que equivale a la existencia de un nivel de virtualización extra a través de la cual va el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los KVM VPS podrían obtener los beneficios de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el núcleo del SO del host físico, o, en otras palabras, todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor directamente. La mínima redundancia en este tipo de comunicación equivale a un mejor desempeño en situaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Un dominio integral en todo relacionado al SO

Una completa libertad para subir el sistema operacional que quiera

Lo que normalmente se interpreta como un punto débil de los Servidores VPS, en comparación con los servidores dedicados, es el propio sistema operativo – normalmente usted está limitado a las alternativas de sistemas operativos que mantiene su proveedor. Con un Servidor Privado Virtual KVM, en cambio, usted puede – en gran medida - instalar cualquier sistema operativo que sea compatible con los parámetros del servidor y la configuración de hardware del servidor maestro. Un efecto oportuno debido a la tecnología sin análogo de la virtualización KVM. KVM es un instrumento integrado en el sistema operacional del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin la necesidad de una capa de comunicación adicional, presente en una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un dominio integral en todo relacionado al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL